20-02-2019

Informe publicado por IDESA

Para bajar impuestos hay que gestionar mejor el Iva


Para bajar impuestos hay que gestionar mejor el Iva


En respuesta a los reclamos de las entidades empresariales el gobierno nacional estableció la reducción de las contribuciones patronales para un grupo limitado de sectores con fuerte presencia en el interior del país. En concreto, se dispuso que los cultivos de frutas y verduras y la elaboración de leche, huevos, pescados, aceite de oliva, bebidas y madera tendrán un mínimo no imponible de $17 mil sobre el salario para la determinación de las contribuciones patronales, en lugar de los $7 mil que rigen como regla general.

Bajar las imposiciones sobre los salarios va en el sentido correcto de recuperar condiciones propicias para la producción y el empleo. Sin embargo, la reducción aparece como muy acotada a la luz de la profundidad y extensión de la recesión. En paralelo, va en contra de la meta de alcanzar el equilibrio fiscal. Esto explicita un dilema complejo. El objetivo de equilibrar las cuentas públicas (cuestión esencial para bajar la inflación y dejar de aumentar la deuda del Estado) impide extender a todos los sectores y con mayor profundidad la reducción de impuestos distorsivos que incluyen no solo a las cargas sociales sino también, entre otros, a los impuestos a las exportaciones y a los ingresos brutos.

 

CONTINUAR LEYENDO INFORME ELABORADO POR IDESA