institucional

06-10-2021

Nuevas restricciones suman obstáculos a cualquier atisbo de recuperación económica.

Una nueva medida del Gobierno afecta la actividad económica y se manifiesta en el comercio exterior.


Una nueva medida del Gobierno afecta la actividad económica y se manifiesta en el comercio exterior.


La Cámara de Comercio Exterior de Santa Fe (CaCESFe) expresa su más profunda preocupación por las recientes medidas adoptadas por el BCRA y la CNV, las cuáles atentan directamente al comercio exterior en general, y en forma muy particular, a las importaciones.

Días pasados, ya nuestro Presidente en una nota periodística había manifestado su preocupación por las medidas adoptadas para demorar la aprobación de licencias no automáticas, elevando el plazo de 10 días a 60 para que los organismos intervinientes puedan expedirse.

Ahora, la Comunicación A del BCRA Nº 7375 emitida en el día de ayer, restringe drásticamente los montos que en concepto de anticipos al exterior se podían realizar (de u$s 1 millón a u$s 250.000), la necesidad de solitar autorización para pagos de u$s 10000 ó superiores, y la inclusión de nuevos trámites burocráticos para importar.

Ya lo hemos repetido hasta el cansancio que del total que compone la “torta de importaciones en Argentina”, la mayor porción se la llevan insumos y bienes de capital. Sin estos bienes no hay producción – mucho menos producción exportable -, o si la hay, probablemente, sea de calidad inferior o menos competitiva a nivel precios y cantidades!!. Los otros bienes, los destinados al mercado de reposición, son absorbidos por redes comerciales que también generan fuentes de trabajo y que se ocupan que esos productos lleguen a los diferente usuarios, a los que les permite seguir desarrollando sus actividades y evitar de esa manera que la economía se detenga.

Todos los habitantes de este suelo, hemos escuchado hasta el hartazgo que la salida de la situación complicada por la que la atraviesa el país, puede estar en manos del comercio exterior!;  sin embargo, ante cualquier problema que atraviesa el país, a lo primero que se afecta es al comercio exterior.

Es hora de poner las cosas en su lugar!! De ajustar los gastos improductivos y destinar todos los esfuerzos a las actividades que generan trabajo, divisas y sobre todo bienestar, siendo claro, que el comercio exterior es una prueba irrefutable de ello!

Las improvisaciones permanentes y las casi a diario cambio de reglas de juego generan en el empresariado local una permanente sensación de inseguridad e impiden una planificación seria y con cierta estabilidad en el tiempo.

Es hora de generar medidas que pongan en marcha todo el aparato productivo, comercial y de servicios del país para lograr de una buena vez por todas, el crecimiento anhelado por todos!

 

COMUNICACIÓN A  7375

RG 907 CCL