17-11-2018

Fuente Conexión INTAL - Redactora: Verónica Toscani

Facilitación de servicios globales de exportación


Facilitacin de servicios globales de exportacin


La consolidación de la región como un hub de servicios globales requiere trabajar en la eliminación de los obstáculos al comercio intra-regional de servicios.

Introducción

La medición del comercio de servicios ocupó un lugar secundario durante mucho tiempo por diferentes razones: por su naturaleza intangible resultaban más difíciles de medir y de computar que los bienes; los datos sobre el comercio de servicios no estaban rápidamente disponibles; son de difícil desagregación por ser comercializados junto con otros servicios o como parte de un producto, lo que los lleva a ser incorporados erróneamente en las estadísticas bajo la categoría de comercio de bienes. Actualmente, son reconocidos como una fuente de valor por su contribución al aumento de la productividad por medio de la innovación en los productos y en los procesos productivos.

Más aún, las estadísticas de comercio internacional deben someterse a un ejercicio de desagregación (matriz insumo-producto), que permite obtener la contribución del comercio de servicios al valor añadido del producto exportado y su contenido tecnológico, factores que contribuyen al valor total del producto que ingresa a un mercado. Así, al identificar la naturaleza y procedencia de los insumos que componen un bien, se logra una visión más clara de la dimensión del aporte de los servicios al comercio.

Más recientemente, la medición del comercio de servicios ha recibido un renovado ímpetu por su relevancia en las agendas de política y negociación internacionales. Esto se debe principalmente a la liberalización del comercio de servicios; a la mayor importancia de los servicios en las cadenas globales de valor (CGV); y a la disponibilidad en varios países de tablas de entrada y salida.

Hoy en día, los servicios constituyen el componente más dinámico de la economía global.   Constituyen el 50% del ingreso mundial y el 70% del empleo (Fondo Monetario Internacional [FMI], 2017) y cumplen un rol cada vez más central en el comercio internacional. Las exportaciones de servicios contabilizan casi un quinto del total de las exportaciones globales debido, en gran parte, al impulso que le han inyectado los avances tecnológicos (FMI, 2017).

En 2016, los Estados Unidos continuaron siendo la primera economía comerciante de servicios comerciales, con exportaciones del orden de los 733.000 millones de dólares e importaciones por 482.000 millones de dólares. La participación de este país en las exportaciones mundiales fue del 15,2%, y en las importaciones mundiales, del 10,3%. Le siguieron en 2016 China, Alemania, el Reino Unido, Francia, Japón, los Países Bajos, Irlanda, Singapur y la India (Organización Mundial del Comercio [OMC], 2017).

Los servicios conforman el segmento de exportaciones con mayor crecimiento. A partir de 2009, cuando las exportaciones mundiales de servicios totalizaban 3.6 billones de dólares, tuvieron un crecimiento sostenido hasta alcanzar a los 5.4 billones de dólares en 2017, habiendo atravesado previamente dos años de estancamiento, 2015 y 2016, en los que permaneció en los 4.9 billones de dólares.

El siguiente cuadro refleja el valor de las exportaciones de servicios que, en su mayoría, provienen de las economías desarrolladas. Sin embargo, algunos países en desarrollo asiáticos juegan también un rol importante, ya que las primeras cinco economías de este continente (China, India, Singapur, Hong Kong y Corea) capturaron casi el 15% del mercado global de servicios en 2016, aproximándose a la misma proporción que todas las otras economías en desarrollo en su conjunto.

CONTINUAR LEYENDO